Sébastien Ogier consigue quinta victoria en Guanajuato y escala al segundo lugar en la WRC.

El francés, al volante de un Citroën C3, nunca se puso a la cabeza después de tomar la delantera el viernes por la tarde y ganó la tercera prueba de la temporada por 30,2 segundos.

 

Ott Tänak superó a Elfyn Evans en una última jornada de lucha en los polvorientos caminos de montaña cerca de León para asegurarse el segundo puesto y mantener el liderato de la serie. El estonio, pilotando un Toyota Yaris, terminó 19.7 segundos por delante del Ford Fiesta del galés.

 

Ogier ganó un emocionante Wolf Power Stage emitido en directo por televisión con 0.025seg por delante del Yaris de Kris Meeke y ganar así los cinco puntos extra. Tras Meeke cuatro fue Thierry Neuville, pilotando un Hyundai i20, anotando tres puntos en tercer lugar. Dani Sordo, con otro i20, y Esapekka Lappi, con un C3, sumaron dos y un punto respectivamente.